Desde el 1 de febrero de 1997

    Letra del Himno al Señor del Milagro, Patrono de Salta, cuya Sagada Imagen se venera en la Iglesia Catedral de la ciudad de Salta, Argentina.

    Señor del MilagroDesde el puerto del Callao (Perú) se divisaron en junio de 1592 dos cajones flotando sobre las aguas. Traídos a tierra, se observó en uno de ellos la siguiente inscripción marcada a fuego: "Una Virgen del Rosario para el Convento de Predicadores de la ciudad de Córdoba". En el otro había esta leyenda: "Un Cristo Crucificado para la Iglesia Matriz de la Ciudad de Salta".

    NOVENA DEL MILAGRO del Miércoles 6 al Jueves 14 de Septiembre de 2006. El Santuario permaneceré abierto todo el día, desde las 6 hs. hasta las 24 hs.

    Centro de la ciudad y Catedral de Salta El 16 de abril de 1582, Don Hernando de Lerma, fundador de la ciudad de Salta, destinó los solares más importantes para los edificios públicos de la nueva ciudad. La iglesia Matriz, dedicada al Santísimo Redentor, fue erigida al poco tiempo de la fundación. Esta construcción fue, como todas las de la época, de adobe y techumbre de paja.

    Señor del MilagroHecho el acto de contrición, como al principio y la oración preparatoria, y rezadas las tres Avemarías, se dirá la siguiente

    Gracias os doy, oh dulcísimo Redentor mío, por estas luces que me acabáis de dar, y por haberme dado a conocer los medios para salvarme. Yo os prometo ponerlos en práctica con la mayor firmeza. Concededme la gracia que necesito para seros fiel; ya veo ser vuestra voluntad el que yo me salve, y yo quiero salvarme, en especial para dar gusto a vuestro Corazón divino, que con tanto ardor desea mi salvación. No, no quiero resistir, oh Dios mío, por más tiempo al amor que me tenéis.

    Señor del MilagroHecho el acto de contrición, como al principio y la oración preparatoria, y rezadas las tres Avemarías, se dirá la siguiente

    ¡Oh, Bien supremo, yo soy este miserable que he huido de Vos, renunciando a vuestro amor! Por esto solo, indigno debiera ser de veros y de amaros. Mas también Vos sois Aquel que por piedad de mí no la tuvisteis de Vos mismo, y quisisteis morir de dolor y cubierto de infamia en una Cruz. Vuestra muerte me hace, pues, esperar que un día podré yo veros y gozar de vuestra presencia, amándoos con todas mis fuerzas.

    Señor del MilagroHecho el acto de contrición, como al principio y la oración preparatoria, y rezadas las tres Avemarías, se dirá la siguiente

    Mirad, oh mi Dios, mirad a vuestros pies un ingrato a quien creasteis para el paraíso, pero que tantas veces, por miserables placeres, os ha negado a la cara y ha preferido ser condenado al infierno. Mas yo espero, que Vos me, habéis perdonado todas las injurias que os he hecho, de las cuales me arrepiento de nuevo y quiero arrepentirme hasta la muerte.

    Página 1 de 2

    Últimas noticias

    © 2019 Iruya.com - Todos los derechos reservados - Diseñado por Iruya.com
    Noticias Iruya.com es un sitio web de información y opinión libre cuyos contenidos están dedicados a los salteños del mundo. Salvo indicación en contrario, todo el contenido expuesto en estas páginas pertenece a Iruya.com y no podrá ser copiado, transformado, utilizado ni reutilizado, con cualquier finalidad, sin permiso escrito previo.